viernes, 13 de junio de 2008

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Qué nos impulsa a actuar como lo hacemos? Cada día comprendo menos cosas, y su funcionamiento. No alcanzo a entender las enrevesadas conexiones (cortocircuitos?) neuronales que nos llevan a actuar de determinadas maneras ante determinados estímulos.



No ha sido una semana fácil. Demasiado intensa. Demasiada tensión. Parece que todo ha terminado, pero el peso acumulado estos días cae de golpe sobre mi, y me empuja muy hondo, muy abajo. Tal vez esto nuble mi percepción y ralentice mis reflejos (más?).



¿Atenuantes? Posiblemente. No lo se, y no me importa. Sigo sin entender, pero lo peor es que voy perdiendo el interés por hacerlo.

Envejecimiento físico: en los plásticos, con el paso del tiempo, en las condiciones normales de uso, se produce un lento pero progresivo ordenamiento de su estructura molecular que lleva a que varíen sus propiedades. Es un proceso reversible.

Una pena que no seamos de plástico.

2 comentarios:

El Ratón Tintero dijo...

Trato de recordar dónde he visto antes tu nick, pero no lo consigo.
Lo que sí estoy segura es de haber estado antes en este blog, cuando aún no tenía ninguna entrada.
De todas formas, y como veo que eres nuevo en la blogosfera, mi bienvenida y que te sea grata la estancia por estos mundos :-)

retje_robar dijo...

Gracias.
Eso espero, y también que no decaiga el ánimo ni la perseverancia y la cosa se alargue en el espacio y en el tiempo ;-)