sábado, 24 de enero de 2009

Todos corríamos, desesperados, sin volver la vista atrás. Ninguno queríamos recordar, ni ver lo que nos seguía. No importaba si alguien se caia al suelo, no había tiempo para ayudar a nadie. Lo importante era ponerse a salvo uno mismo. La carrera se hacia eterna. Veia a los que corrian delante mio, a los que adelantaba, a los que me adelantaban, y oia los jadeos de los que me seguían.
Muchas piernas empezaban a flaquear, y muchos corazones no resistían más. Era una carrera infernal hacia no sabiamos donde, lo importante era correr, correr más que los demás, y sobre todo correr más que "ellos".
El terreno se empeza a inclinar hacia abajo, no sabiamos si eso sería ventajoso o no.
El ruido de la carrera empezaba a ser más difuso, cada vez eramos menos, y cada vez más dispersos. Algunos empezaban a esconderse en las casas que encontrabamos a nuestro paso, en los árboles, en cualquier agujero que encontraban. Los demás seguiamos corriendo sin saber si era lo acertado.
Todavía no sabíamos si "ellos" estaban cerca o lejos, pero sabiamos que venian, y que venian rápido.
Nosotros seguíamos corriendo, cada vez más cansados, no podía recordar desde cuando. Solo sabía que el sol empezaba a caer y que el paisaje empezaba a ser desconocido.
Empezaba a pensar que era absurdo seguir, que no sabía si "ellos" nos seguían, pero algunos gritos agónicos y desesperados que se oian en la lejanía, traidos por el viento, junto con aquel olor característico me hacían ver que había que seguir.
No podía más, mis piernas no me respondían, me desplomé en el suelo, sin más opción que esperar. Quieto, escuchando como se acercaban, notando su presencia y su olor antes de verles aparecer por el camino. Allí estaban, ya los veía, ya me tenían en sus manos. Dios mio, ayudame!

13 comentarios:

Amarbe dijo...

Por lo menos has corrido y no te has ocultado en una de las casas...te ayudó Dios en tu caida?

El Ratón Tintero dijo...

¡Qué texto más onírico! ¿no?
¿Que estás hibernando como los osos y soñando mucho??? :-P

retje_robar dijo...

Amarbe: y tanto que corrí, pero nada, Dios ni caso. Si ya lo dijo Nietzsche: "Dios ha muerto". Yo no se si está muerto, pero que por lo menos es un poco duro de oido seguro.

Ratona: nada más que un conato de homenaje a los señores Poe y Lovecraff. Pero si, un poco hibernativo si que estoy, porque con este frío...

Losbutilio dijo...

Pues a mí me ha gustado. Alegra volver a leerte, y me presiona a mí para escribir (toy un tanto atontao con el feisbuk de los demonios)shestuoi

retje_robar dijo...

Jajaja. El Facebook y el Tuenti. Si, si.
Me alegro de que haya gustado. Como ya he dicho es un pequeño homenaje (en la medidad de mis posibilidades) a esos dos grandes, que por lo que te he leido, creo que tambien te encantan.

Losbutilio dijo...

Pues de Poe tengo pendiente leer algo, y de Lovecraff... nada de nada. Pero apunto para tenerlo pendiente. Y en mi caso sólo facebook, que con perfiles en los dos sitios mi cerebro estallaría.

Losbutilio dijo...

Espero que estés bien y que tu ausencia en la red sea por motivos de tiempo o como mucho de vagancia. En todo caso, sólo para decirte que he leído La guarida del gusano blanco, y no he encontrado hasta ahora libro más soso que ese, más que el pan sin sal. Un saludo Retje_

trilceunlugar dijo...

pero hombre...a ver cogido el metro!

retje_robar dijo...

Hola Losbutilio. Ando un poco disperso ultimamente. He cambiado el metro por el avión, y la verdad es que me cunde menos para leer, libros y a vosotros. Además estoy un poco falto de inspiración sin mi metro. Va a resultar que yo también estoy en crisis. Por fin habia localizado la guarida del gusano blanco, pero por lo que dices seguiré con mi Lovecraft, que me apasiona, pero me absorbe demasiado. A ver si vuelvo por mis fueros.

Jajaja. Trilce. Ni se me ocurrió. Ya ves, todo el día metido en el hormiguero y en cuanto salgo ni me acuerdo de volver.

Losbutilio dijo...

Por cierto, ¿tú me recomendaste "Azul casi transparente? Una pasada. Y recomiéndame alguno de Lovecraft, que lo apunto. Saludos Retje

Losbutilio dijo...

Lo siento Retje_, no tengo otro medio para comunicarme contigo. He leído que una de las obras que más influyó en tu venerado Lovecraft fue precisamente... La guarida del gusano blanco. Creo básicamente que los miedos que comían las entrañas de las gentes de principios del siglo pasado eran bastante diferentes a los de hoy en día, y quizás por eso no le he sacado yo jugo al libro. En fin, arriésgate si quieres. Un saludo.

retje_robar dijo...

Losbutilio, en mi perfil aparece mi contacto, así que ahí me tienes.
El más conocido de Lovecraff son Las Ratas, pero hay alguno que me gusta más. En cuanto tenga un momento te busco los títulosy te comento.
Por lo que cuentas no creo que me defraude la guarida del gusano blanco.
Y Azul cas itransparente no es cosa mia, ilústrame...

Jose Marzo dijo...

Hola retje_robar. Gracias por saludarme en mi blog, y disculpa por estas palabras tan tardías.
Leo en los comentarios sobre Lovecraft, y voy a decir que fue lectura asidua de mi juventud. No podría recomendar un título solo suyo, porque tienes bastantes muy buenos. Yo recomendaría cualquiera del ciclo de Cthulhú, donde tanto el como sus discípulos escribían cuentos en torno a un universo imaginario poblado de dioses primigenios y universos paralelos. En Alianza Editorial se encuentra un libro titulado 'Los mitos de Cthulhú' que es muy bueno para los no iniciados.
Si me aventuro a decir un título, digo dos: La sombra sobre Insmouth y 'El signo amarillo' de Robert W. Chambers (del libro que cito)

Saludos a todos