jueves, 25 de febrero de 2010

PINCELADAS

Gotas sobre el reflejo de la farola en el andén. Farola ondulada que se contonea.

Procesión de almas en pena. Algunas aliviadas.

Salta echa añicos al tocar el suelo. Maldita sea!

Olor a madera, a virutas y a serrín.

Semiconsciencia etílica. Exhaltación de la amistad. Alegria incontenible.

Lluvia que se lleva la tristeza.

Briznas de paja y ruido de motores y hombres trabajando.

Sónido de cencerros que se aproximan. Alegría en los corazones.

Aroma de mañana de primavera.

Helado acto asesino. Hermanamiento de sangre.

Horizontes cercanos, cascadas sonoras. Naturaleza calma.

Gentes extrañas. Lenguas prohibidas.

Futuro.

3 comentarios:

bela dijo...

¡que hermosos son los instantes y que terribles tb. Hay en nuestra memoria una colección de instantes que podemos reconstruir y sentir el aire, el olor, el sabor, el golpeo de la sangre en nuestro corazón...Si, es hermoso vivir esos instantes. Hermoso, desgarrador, y una sensación maravillosa de estar vivo.
Un beso

Bellaluna dijo...

Cariño y sangre. Roca y piel. Siempre tenemos de todo eso por dentro. ¡Qué extraños somos...!

El Ratón Tintero. dijo...

Si parece que describas un cuadro... con un lienzo, óleos, algunos pinceles y sobre todo mucha imaginación, estoy segura que algo saldría ;-)